Rampo2
Después de conocer a Edogawa Rampo en libros como ‘La mirada perversa’ (que pronto también reseñaremos aquí), la editorial Satori publica los casos de Kogoro Akechi, un libro de misterio, crimen y suspense protagonizada por el detective amateur más célebre de todo Japón.

He de decir que el nombre de Kogoro Akechi había llegado a mí de segunda mano, a través de la serie ‘Detective Conan’; donde el protagonista se llama Conan Edogawa, mezclando dos referencias detectivescas, Conan Doyle, autor de Sherlock Holmes, y Edogawa Rampo. A la vez, el investigador al que Conan yuda se llama Kogoro Mouri, en honor al Kogoro Akechi, también de Edogawa.

Kogoro Akechi no solo es el personaje más popular surgido de la inventiva de Edogawa Rampo sino, además, el investigador privado más ubicuo de la cultura popular japonesa. Su brillante ingenio y extraordinaria capacidad deductiva le permiten desentrañar los casos más inverosímiles y los crímenes más truculentos. La mirada de Akechi va siempre más allá de las apariencias y su mente analítica no pasa por alto el más mínimo detalle, hallando siempre la verdad por muy oscura que esta sea.

En este recopilatorio de tres de sus primeros casos, Akechi se enfrenta a un asesino que parece haberse esfumado de la escena del crimen, a un sospechoso fantasma que hace la vida imposible a un importante empresario y, finalmente, al más terrible de los criminales: un vengativo enano que, despreciado por las mujeres debido a su espantosa deformidad, idea un truculento plan para saciar sus apetitos sexuales.

RampoEdogawa Rampo (1894-1965) es el pseudónimo literario de Hirai Taro, creador de la moderna literatura policial, detectivesca y criminal japonesa y máximo representante del ero-guro nipón. Nació en Nabari, prefectura de Mie y se graduó en ciencias económicas en la Universidad de Waseda en 1916. Durante las décadas de 1920 y 1930, Rampo se convirtió en el más prolífico y popular de los autores de crimen y misterio, alternando numerosos relatos, novelas por entregas y artículos, y revelándose como el escritor más dotado para el género.

Tras sufrir la censura durante la guerra, al estudio y la promoción de la literatura criminal en su país, propiciando la creación de la Asociación de Escritores de Misterio de Japón, y a escribir una serie de novelas detectivescas protagonizadas por su emblemático investigador Kogoro Akechi y el Club de los Chicos Detectives. Falleció en 1965 dejando tras de sí un prolífico legado literario de historias retorcidas, fascinantes y morbosas como «La oruga», «El infierno de los espejos», «Un amor inhumano», publicadas en Rampo. ‘La mirada perversa’, o ‘El extraño caso de la isla Panorama’ son dos de sus obras más conocidas.

En Papel en Blanco | ‘La extraña historia de la isla Panorama’, de Suehiro Maruo

También te recomendamos


¿En qué consisten los ETF y qué ventajas tienen con respecto a las acciones?


'Mi prima Rachel', otra novela misteriosa de Daphne du Maurier


Llega 'El lagarto negro' de Edogawa Rampo, novela negra nipona de alto nivel


La noticia

Satori publica los casos del detective Kogoro Akechi

fue publicada originalmente en

Papel en blanco

por
Josep Oliver

.